Nuevas tecnologías, Marketing Digital

¿Qué es el Crecimiento Orgánico de una Empresa? ¿Y el Incremento Inorgánico?

¿Qué es el crecimiento orgánico?

Definición

Podríamos definir el crecimiento orgánico como la tasa de aumento de los beneficios, gracias a la mejora de la producción y un consiguiente incremento de las ventas.

Pero hoy vamos a tratar de explicar este concepto de una forma mucho más amena. Encontrarás la definición formal en todos y cada uno de los sitios web que aparecen en primera plana en Google, pero ninguno como nosotros te dará toda la información extra que necesitas saber para que te quede claro el concepto.

Cualquier empresa que se precie como tal, o trabajador autónomo en la medida de sus posibilidades, incluso un profesional, como individuo trabajador que es, tiene como meta en su ciclo de vida activo la de continuar creciendo año a año.

Todos nosotros hemos tenido esa iniciativa en algún momento de su vida. Queremos escalar, queremos mejorar, queremos ganar más dinero, queremos vender más, queremos tener más contactos, queremos pasárnoslo mejor. En eso se basa realmente el crecimiento orgánico. Este no es más que un medidor de cómo está funcionando por dentro la empresa.

¿Para qué nace este concepto en concreto?

El concepto del crecimiento orgánico nace para hacer justicia a la situación interna de una empresa respecto a las de su competencia. Seguramente, en algún momento de la historia, alguna compañía comenzó a alardear o ser más importante en los periódicos de importancia empresarial gracias a la cifra —ya fuera proporcional o absoluta— de su aumento de las ventas y los beneficios corporativos.

Posiblemente fuera entonces cuando, una competencia envidiosa, enrabietada y cabreada por ser ninguneada frente a la opinión pública, rezara que existen dos tipos de crecimiento: el crecimiento orgánico y el crecimiento inorgánico.

Diferencias entre el crecimiento orgánico y el crecimiento inorgánico

Introducción

Ya hemos dicho que el crecimiento orgánico es aquella tasa que muestra el crecimiento de una empresa de forma interna. ¿Qué quieres decir con esto? Que el crecimiento orgánico debe relacionarse de forma exclusiva con lo que ha producido ella por sí misma.

El crecimiento inorgánico

El crecimiento inorgánico es ese concepto empresarial que debió odiar mucho alguien para tener que inventarlo. Se refiere al conjunto del aumento de las estadísticas positivas de la empresa a través de fusiones o adquisiciones de una empresa a otra.

Por ejemplo, si el Grupo Santander absorbe al Banco Popular y existe un aumento de las ganancias por comisiones de un 20%, lo más probable es que esto se haya debido a dicha compra, que venía emparejada con los datos internos de otra empresa y se adjuntan al grupo.

Este es por tanto un crecimiento impuro en el sentido estricto de una empresa pensada como una única unidad opaca de negocio. Todo el mundo está de acuerdo en que es mejor crecer de forma orgánica, porque eso crea riqueza para el entorno de la empresa.

¿Cuáles son los métodos de crecimiento inorgánico?

  • Adquisición.
  • Absorción.
  • Fusión pura.
  • Fusión por absorción.
  • Fusión por aportación parcial de capital.

El crecimiento orgánico: ejemplo y ventajas

Ya hemos definido este concepto de una forma amplia y concisa. Aquel aumento de los beneficios que se produce por mérito exclusivo de la unidad organizacional de la empresa.

Por ejemplo, el Banco Santander, como unidad aislada dentro del Grupo Santander y sin realizar ninguna compra o adquisición de empresa externa que lleve aparejados beneficios rápidos, incrementa sus beneficios por un 5% gracias a una estrategia de gestión de altas rentas y patrimonios.

Con este ejemplo, podemos ver rápidamente la diferencia. Uno lleva aparejada la ejecución de una buena estrategia mientras que el anterior es tan solo un bache incluido dentro de esa operación que se ha realizado.

¿Cuáles son los indicadores de crecimiento orgánico?

  • (Patrimonio + Gestión Operativa) / Activo Total
  • Otros Activos / (Patrimonio + Gestión Operativa)

A través de estos indicadores podemos conseguir obtener información sobre el crecimiento orgánico o inorgánico de una empresa.

El primero detalla la intervención de los accionistas más la gestión operativa, que es el resultado de los movimientos de patrimonio neto de una empresa. Por el otro lado, el segundo indica el grado de compromiso de los activos de menor productividad con una comparativa del patrimonio y la gestión operativa.

Entonces, ¿qué es mejor, el crecimiento orgánico o el crecimiento inorgánico?

No podemos defender una posición absoluta en este aspecto, ya que se tienen que mirar desde una cierta perspectiva o punto de vista diferente para poder alcanzar una respuesta que pueda contentar a todos los gustos.

El crecimiento orgánico es una señal muy importante de que una empresa ha tomado la estrategia correcta. Siempre que hay crecimiento de este tipo, puede ser porque haya una buena dirección y gestión operativa detrás de ella.

No obstante, este puede ser engañoso. Porque una reducción de dicho crecimiento orgánico no significa siempre que la dirección que haya tomado la empresa sea mala. Puede deberse a un cambio de la tendencia imperante en el mercado, a una crisis o mala racha en general.

Sin embargo, el crecimiento inorgánico puede ser muy fradulento. ¿Por qué? Porque puede producirse una curiosa situación en la que haya un momento malo para todo un sector o incluso para todo el mundo en el que haya una empresa que haya tenido un incremento de sus estadísticas solo porque se ha producido una adquisición o fusión de empresas.

Conclusión

Creo que has aprendido bastante sobre los tipos de crecimiento y sus tasas que se pueden producir en las empresas. Espero que te haya gustado este contenido actualizado, y ya sabes. Si tienes cualquier duda, tan solo manda un correo a crecimientoorganico.es@gmail.com para que podamos resolvertelas.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *